• English
  • Français
  • Español

 “Nunca me he planteado ser documentalista, es decir, acampar de manera definitiva en un espacio dado. De hecho, odio esa palabra: documentalista. Contribuye a levantar un muro alrededor de un género que nunca ha dejado de evolucionar y que, como todos sabemos, se caracteriza por todo lo contrario: la porosidad, la variabilidad de los trazados, los lazos casi consanguíneos que mantiene con el otro, al que siempre se le opone, el género de la ficción. Tanto es así, que las imágenes son menos fieles a lo “real” que a las intenciones de los que las producen. Pero da la casualidad de que mi primera película fue un documental, que al hacerlo me entraron ganas de rodar otro, y luego otro, y así, uno detrás de otro, hasta hoy.” (N.Philibert)

 

Nicolas Philibert nace en 1951 en Nancy (Francia). Tras realizar estudios de filosofía, se orienta hacia el cine y trabaja como ayudante de dirección, colaborando entre otros con René Allio y Alain Tanner.

En 1978, codirige con Gérard Mordillat su primer largometraje documental, « La Voz de su amo  »  (La Voix de son maître) en el que una docena de jefes de grandes grupos industriales (L’Oréal, IBM, Thomson, Elf…) hablan del mando, de la jerarquía, del poder, esbozando poco a poco la imagen de un mundo futuro gobernado por las finanzas…

De 1985 a 1987, Nicolas Philibert rueda varios documentales de montaña y de aventura deportiva para la televisión y, a continuación, se lanza a la dirección de largometrajes documentales que se distribuyen en las salas comerciales : « La Ciudad Louvre »  (La Ville Louvre, 1990), « El País de los sordos »  (Le Pays des sourds, 1992), « Un animal, animales »  (Un animal, des animaux, 1995), « Lo de menos »  (La Moindre des  choses, 1996), en la clínica psiquiátrica de La Borde, así como una película-ensayo, entre documental y ficción, con los estudiantes de la Escuela del Teatro Nacional de Estrasburgo: « ¿Quién sabe? »  (Qui sait?, 1998)

En 2001, dirige « Ser y tener » (Etre et avoir), sobre la vida cotidiana de una escuela rural de "clase única" en un pueblo de montaña, en el corazón del Macizo Central (Francia). La película, Premio Louis Delluc 2002, tendrá un inmenso éxito en Francia y en unos cuarenta países más.

En « Regreso a Normadía » (Retour en Normandie, 2007), vuelve sobre las huellas de otra película, rodada treinta años antes en el campo, con los habitantes de la zona interpretando los papeles principales: “Yo, Pierre Rivière, habiendo degollado a mi madre, a mi hermana y a mi hermano…” de René Allió. Nicolas Philibert, entonces joven ayudante de dirección, se pasó tres meses localizándolos y seleccionándolos, de pueblo en pueblo, de granja en granja…

Con « Nénette » (2010), nos traslada a la Casa de Fieras del Jardín de Plantas de París, para un extraño cara a cara con la decana del lugar : un orangután hembra, en cautividad desde hace 37 años.

En « La Casa de la radio » ( La Maison de la radio, 2013 ) nos sumergimos en el corazón de Radio France, en busca de lo que habitualmente escapa a las miradas : los misterios y lo que se cuece entre bastidores de un medio de comunicación cuya materia propia, el sonido, es invisible.

Su nueva película ( « De Chaque instant » ) filmada en una escuela de enfermería, estrenará en septiembre 2018.

Desde hace 15 años se han venido organizando más de 120 homenajes o retrospectivas de sus películas, desde el British Film Institute (de Londres), al MoMa (Nueva York), pasando por Bombay, Calcuta, Damasco, Tokio, Seúl, Pekín, Shanghaï, Sidney, Melbourne, Moscú, Berlín, Varsovia, Zagreb, Milán, Viena, Ámsterdam, Helsinki, Vilnius, Copenhague, Edimburgo, Lisboa, Madrid, Tesalónica, Barcelona, Tel Aviv, México, Bogotá, Santiago, Buenos Aires, Sao Paolo, Chicago, Berkeley, Harvard, Montréal…